El embustero informe presidencial

El informe fue más bien un discurso político, despojado de explicación, de definición de resultados, de proyección y de realidad. Ante una población hastiada de las mentiras de las autoridades. Por Miguel H. López

Capitalismo del desastre: capítulo Paraguay

No sólo el modelo productivo es insostenible, también lo es la estructura estatal que, para seguir financiando a capitales improductivos y satisfaciendo la voracidad de la corrupción de los ladrones de turno, implementa políticas de endeudamiento insostenibles; cuyo costo desmedido lo está pagando la clase trabajadora. Por Alhelí Cáceres

El impacto de la pandemia en las principales monedas latinoamericanas

El COVID-19 terminó disparando el precio del dólar frente a la mayoría de las monedas latinoamericanas y del mundo. Evidentemente, esto no es algo nuevo, es simplemente una tendencia que empezó desde hace años, específicamente, con la ruptura unilateral, por parte de los EEUU, de los acuerdos de Bretton Woods en 1971. Por Jhon Caicedo y Alhelí Cáceres.

A declaración jurada, relevo de pruebas

La liberación por fallo judicial de una parte de las declaraciones juradas de altos funcionarios públicos que se produjo esta semana en Paraguay pinta una pequeña parte de la escandalosa corrupción (en sus diversos matices) ejecutada por determinadas autoridades. La lista es larga y profusa, con números que redistribuidos podrían resolver fácilmente los problemas acuciantes de la población más empobrecida y mejorar el nivel de vida en la República. Por Miguel H. López

Curuguaty: violación de derechos humanos que aún persiste

El Estado paraguayo sigue violentando los derechos fundamentales de las víctimas, sus familiares y la sociedad en su conjunto, que reclama, con la más profunda de sus convicciones justicia. Pero no cualquier tipo de justicia. Una que le permita resolver las profundas desigualdades que motivaron la masacre, que permita homenajear los reclamos y convicciones de los campesinos que pusieron el cuerpo para resolver otros tipos de injusticias de más profunda raigambre sobre la propiedad de la tierra y el derecho a la vida justa que de ella se desprende. Por Alberto Federico Ovejero.

Crisis sistémica: El imperio en el laberinto de su decadencia [Tercera Parte]

La formación económica-social capitalista, así como debe ser abordada como totalidad, debe comprenderse como la síntesis de todas las formas de explotación y dominación que la precedieron y que la componen hoy, como es el caso del racismo y el patriarcado. El capitalismo logra imponerse sobre viejas estructuras sociales perfeccionando sus mecanismos de dominación, se presenta, en suma, como contradicciones no superadas del orden social burgués, y a su vez, como expresión concreta de la clase trabajadora. *Por Alhelí Cáceres

El Gobierno que nos culpa

Para encubrir su criminal negligencia e incapacidad, el Gobierno, en su conjunto, coloca la culpa del riesgo de transmisiones y muertes sobre la población, porque el sistema que debieron robustecer está casi igual de desprotegido y aniquilado como hace 3 meses; y un contagio moderado, como al que nos inducían al iniciar la segunda quincena de abril, colapsaría el sistema en 1 semana. Entonces, no asumen su culpa en esta estafa a la confianza de la población. *Por Miguel H. López

EL DERECHO A LA REBELIÓN

Todas las batallas, tanto cruentas como incruentas, son consideradas -desde antaño- como un derecho legítimo de los pueblos para su emancipación ante cualquier opresión tiránica. En el preámbulo de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, se reconoce el derecho de rebelión con las siguientes palabras: “Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión”. *Por el Comité de DDHH "Alberto Barrett"

WordPress.com.

Subir ↑